.........."La LIBERTAD DE EXPRESIÓN y el RESPETO no están reñidos"..........

miércoles, 14 de noviembre de 2007

Martinez Ares: Su vida y Obra


Antonio Martínez Ares nació en el barrio de Santa María el 8 de febrero de 1967 y su trayectoria como letrista carnavalesco ha marcado la historia reciente del Carnaval de Cádiz, al ser considerado uno de los autores más importantes desde Paco Alba. De sus veinte comparsas, cinco han sido ganadoras en el Concurso Oficial de Agrupaciones y otras diez se clasificaron para la final. Martínez Ares abandonó el concurso del Falla en 2003 con la comparsa 'Calle de la mar', que obtuvo el tercer premio, aunque la mayoría de sus éxitos sobre las tablas del coliseo gaditano le llegaron junto al grupo de Ángel Subiela, al que abandonó en 2000 tras sacar 'La Milagrosa'.Tras desligarse de la fiesta gaditana, Martínez Ares se ha dedicado a componer para importantes artistas del panorama musical español como Pastora Soler, Raphael, Lolita y Pasión Vega. Precisamente junto a la madrileña, que fuera pregonera del Carnaval en 2007, ha compuesto la banda sonora de la película Cosas que hacen que la vida valga la pena, interpretada por la propia artista. Además, tiene en el mercado un disco en solitario, Por Martínez Ares, así como tres recopilatorios con su comparsa, Cai, siempre Cai (1998), Villancicos piratas (1998) y Esto no es carnaval, sólo lo parece (2000). Su inspiración es Cádiz; lo nuevo, lo actual, lo antiguo, lo popular, lo contemporáneo.


Su trayectoria de 1984 a 1992
Martínez Ares debutó en las tablas del Falla en la categoría de adultos en 1984 con 'Requiebro', con la que finalizó en sexto lugar. Tras dos años sin llegar a la final con 'Zombies' y 'De locura', enlaza dos cuartos premios consecutivos con '¡Esto es carnaval!' y 'Entre tus brazos'. De nuevo dos años como semifinalista con 'Con uñas y dientes' y 'Sonri-sillas' hasta que en 1991 logra el segundo premio con 'Calabaza'. Con 'Do re mi fa soleando' vuelve de nuevo a la final y obtiene el cuarto premio.


Los miserables (1993)
Con 'los miserables' el autor consiguió por primera vez el primer premio en la modalidad de comparsa, con el tipo de vagabundos que llevan su hatillo "lleno de Carnaval". Martínez Ares sembró polémica este año con su pasodoble dedicado al Papa, que le costó la expulsión de su cofradía. El descaro y la vehemencia en sus letras, acompañado de las buenas voces del grupo, le valió alzarse con el galardón.


La ventolera (1994)
Martínez Ares consigue de nuevo el primer premio con esta comparsa, son dos años seguidos y no es algo que se vea a menudo en esta modalidad. Representan a las veletas de Cádiz, que se mueven al compás del levante. Un año más el grupo lleva la polémica a las tablas del Falla y cantaba un pasodoble criticando a la cofradía que expulsó al autor tras su polémico pasodoble al Papa c0n 'Los miserables'.


El brujo (1995)
Posiblemente se trate de una de las comparsas más maltratadas de la historia del concurso. Todos la daban como clara ganadora gracias a sus magníficas letras y voces, pero finalmente tuvieron que conformarse con el tercer puesto. 'El brujo' es, junto a 'Los Piratas', la agrupación más recordada del autor gaditano.






La trinchera (1996)
Un año después del varapalo de 'El brujo', Martínez Ares conseguía de nuevo el primer premio con esta comparsa con tipo de militares. El cambio de algunos componentes no afectó a la calidad del grupo, que agradó al público del teatro gaditano especialmente con los pasodobles cantados en la final, dedicados a los homosexuales y a Paco Alba.




El vapor (1997)
Tras el éxito de 'La trinchera' el tándem formado por Martínez Ares y Ángel Subiela volvía a cautivar al Falla con 'El vapor', una comparsa que tomaba su nombre como homenaje a la de Paco Alba 'El vaporcito de El Puerto'. Vestidos de maquinistas y con una locomotora subida en el escenario, los comparsistas aprovecharon para homenajear al pregonero de ese año, Antonio Martín, al que Martínez Ares dedicó un pasodoble destinado a limar asperezas con el autor. Obtuvieron el segundo premio






Los piratas (1998)
Es probablemente una de las comparsas más recordadas de Martínez Ares, un 'pelotazo' en toda regla. Sus pasodobles dedicados al nacimiento de su hijo y a las mujeres maltratadas pusieron en pie el Falla la noche de la final y el espectacular repertorio de voces convirtió el popurrí en una pieza recordada durante años. Un derroche de voces, letras y música que encumbraron al autor a lo más alto en el mundo del Carnaval. Su comparsa marcó una época y no es de extrañar el primer premio cosechado en el concurso.
Los templarios (1999)
Representaban a unos soldados de la orden de Puerta Tierra que iban a la batalla por Cádiz. En su presentación exponen de manera metafórica que el concurso es como una guerra, y mantienen las alusiones hacia su tipo durante todo el repertorio, además de usar los escudos como si de instrumentos musicales se tratase. Es una de las comparsas más recordadas del autor gaditano y pese a conseguir sólo un tercer premio en el concurso se ha ganado ser una de las agrupaciones más conocidas del gaditano.



La milagrosa (2000)
Este año marcó un antes y un después en la trayectoria de Antonio Martínez Ares en el Carnaval de Cádiz. Por primera vez desde 1990 quedaban fuera de la final y una discusión con Ángel Subiela acabó provocando la ruptura con el grupo que había reportado al autor sus mayores éxitos. Con tipo de buhoneros al estilo de las películas del Oeste, la comparsa, que nunca dejó indiferente a nadie, pasó quizás por su peor momento y fruto de ese desencuentro se rompió la alianza que había marcado una época en el Carnaval reciente.

La niña de mis ojos (2001)
Tras la ruptura con el grupo de Ángel Subiela, Antonio Martínez Ares acudía al Falla con la comparsa 'La niña de mis ojos', con el tipo de ciegos de la época del Lazarillo de Tormes. Desde su primer pase la comparsa entusiasmó al público asistente en el Gran Teatro Falla y acabó coronándose con el primer premio de la categoría. Además del poderío de letra, música y voces, el jurado valoró mucho la dificultad de cantar con los ojos vendados, y la comparsa acabó logrando el último primer premio del autor hasta la fecha.

La revolución (2002)
El tipo aludía a un grupo de cubanos, mulatos, revolucionarios, en la actualidad. Con camisas de flores, pintadas a mano, sombreros de ala ancha y puros habanos. La agrupación, muy trabajada, cantaba temas relacionados con Cuba, con constantes alusiones a la libertad y la revolución. Buen grupo y buenas letras para finalizar alzándose con el segundo puesto en la modalidad de comparsa.



Calle de la mar (2003)
En su última participación en el concurso hasta la fecha, Martínez Ares acudía al Gran Teatro Falla con 'Calle de la mar', una comparsa con tipo de marinero que acabó alzándose con el tercer puesto en el concurso. Recreaba una calle que pasa por debajo del arco de La Caleta y termina en unas murallas que forman la proa de un barco llamado 'Taza de Plata'. El grupo estuvo a la altura y la agrupación gustó al público del coliseo gaditano.













1 comentario:

Nuria dijo...

Yo soy una gran seguidora de Ángel Subiela como director.Pero también me encantó la labor de Paco Trujillo "Catalán" en la comparsa.Además es bastante simpático.Al menos aquí en Chipiona,siempre ha tenío muxo caxondeo con la gente.Todavía recuerdo cuando lo sacaron a bailar dos años seguíos.Con La revolución y con Calle de la mar.¡Que arte!Y otra cosa ke rekuerdo es kuando le dieron a probar un vasito de moscatel en el año 2004 cuando vino en su primer año sin Martínez Ares,con su comparsa que se llamaba Los malditos.A ver si vuelve al Carnaval y lo llaman otra vez pake venga pa´ká